lunes, 28 de mayo de 2012

Arándano rojo: su aplicación terapéutica en la cistitis

Pablo de la Iglesia

El arándano rojo se ha utilizado tradicionalmente para infecciones del tracto urinario; en las últimas décadas la ciencia ha verificado su efectividad para combatir las bacterias patógenas relacionadas con estas condiciones, en especial las causadas por Escherichia coli, patógeno responsable del 90% de los casos.

La razón por la que es tan efectivo para combatir esta bacteria es porque impide su adherencia a las células uroepiteliales del tracto urinario; esta actividad se debe a la presencia de proantocianidinas.

Dentro de las infecciones urinarias, la cistitis, amén de ser muy incómoda y con mayor impacto en las mujeres, llega a tener una incidencia solo superada por las las infecciones que refieren a las vías respiratorias. En este sentido, el extracto, la infusión, el jugo o la tintura de arándano pueden constituir una excelente alternativa profiláctica; la Agencia de Seguridad Sanitaria de Alimentos de Francia fija para el extracto de arándanos una cantidad de 36 mg al día para lograr este objetivo.

Se ha verificado su eficacia en infecciones urinarias relacionadas con:

- Factores genéticos.
- Asociados a la menopausia.
- Infecciones recurrentes.
- Infecciones en pacientes con pielonefritis crónica y poliquistosis renal.
- Disfunciones sexuales femeninas asociadas a la infección urinaria, etc.

Naturalmente, una infección urinaria puede requerir tratamiento médico pero la complementación con arándano suma un elemento de apoyo que puede hacer una gran diferencia que ayude a erradicar de la vida de muchas personas esta condición tan molesta; hoy su uso entre ginecólogos y urólogos es muy común y suelen recomendar tratamientos de entre tres y seis meses.

Como cuidados adicionales al tratamiento y la prevención de la cistitis se recomienda lo siguiente:

- Cuidados higiénicos en la zona genital y anal, especialmente después de las relaciones sexuales y cuidando que la maniobra sea de adelante hacia atrás.
- El uso de arándano debe ser complementado con una dieta saludable especialmente rica en vitamina C.
- Asegúrate que bebes abundante líquido, un mínimo de dos litros diarios (aunque esto varía según estilos de vida y época del año).
- No retengas la micción cuando desees orinar y asegúrate de vaciar completamente la vejiga.
- Algunas hierbas medicinales pueden establecer sinergia y potenciar la profilaxis: equinácea, uva ursi, abedul, perejil, ajo, Uña de gato, entre otras.

¡Universos de Bendiciones para que la salud se manifieste plena en ti

Pablo de la Iglesia


Para suscribirte a nuestros e-boletines gratuitos:


Bibliografía:
- Botanical on line; Tratamiento natural de las inflamaciones de la vejiga (cistitis); www.botanicalonline.com
- Las proantocianidinas contra la degradación de los vasos sanguíneos; www.elmundobienestar.com
- Urell: la verdadera utilidad práctica del extracto de arándano rojo americano; Dr. Lluís Gausa y otros; Deiters.